DE RESIDUO PELIGROSO A NUEVA MATERIA PRIMA

Como reciclar correctamente una botella de Helio para globos

Se ha hecho muy habitual, en muchas fiestas de cumpleaños, ferias y otras celebraciones nos encontramos con los famosos globos de helio. Son coloridos, divertidos y el hecho de que floten en el aire le encanta a niños y adultos. Tanto que hemos pasado con facilidad de hinchar los globos a pulmón antes de cada fiesta a disponer de tiendas especializadas en su aplicación, y más recientemente se han popularizado las bombonas de helio de uso doméstico para llenarlos en casa nosotros mismos.

Es una manera muy práctica de llenarlos, sin embargo, y pese a la inocuidad del gas, debemos tener una serie de precauciones para manipular estos recipientes con seguridad, no dejan de ser aparatos a presión.

Por qué unos globos ascienden y otros caen

El helio es un gas menos pesado que el aire, uno de ellos más ligeros que existen. Además es inerte (difícil de reaccionar con otros elementos químicos), prácticamente inocuo para la salud y el medioambiente y relativamente barato. Se ha convertido en el gas ideal para llenar globos y hacerlos flotar y ascender por encima del aire, en contraste con los tradicionales que llenamos con el aire de nuestros pulmones una mezcla de CO2 exhalado, oxígeno y agua, gases en conjunto más pesados que el aire al mismo volumen, lo que les hace descender. Su flotabilidad y duración dependerá del contenido en helio de la mezcla introducida (impurezas, humedad), densidad y temperatura del aire atmosférico.

¿Es peligroso manipular botellas de uso doméstico?

El gas es eminentemente inerte y ligero, por lo que no presenta apenas riesgo durante su uso, salvo por asfixia en grandes cantidades, si desplaza al oxígeno que debería entrar en nuestros pulmones (por si aún os lo estáis preguntando, efectivamente NO es una buena idea respirarlo para hablar con voz de pitufo). El mayor riesgo que presenta su presentación es la presión a la que se envasa en el interior de las botellas, para que entre mayor cantidad. No está a una presión muy elevada, en comparación con las botellas de uso industrial (que pueden alcanzar 300Bar), pero en cualquier caso mayor que la atmosférica. Están consideradas recipientes a presión transportables por la directiva europea UE/2010/35, y así deben ser tratados

El instituto de seguridad laboral del Ministerio de Trabajo tiene una nota técnica donde se explican los riesgos asociados a su uso profesional NTP397, y en la propia botella están marcados los pictogramas de sus riesgos asociados, precauciones con el fuego, número UNE e información toxicológica.

Y después de la fiesta, ¿qué?

Todos nos hemos divertido, pero ahora tenemos un montón de globos deshinchados convertidos en kilos de látex y una botella vacía convertida en residuo que no sabemos cómo deshacernos de ella. ¿Ha sido realmente buena idea?

Los principales fabricantes de estas botellas exhiben que son “totalmente reciclables”, y que puedes entregarla en tu punto limpio en la zona de reciclado de metales. Sin embargo, si lo habéis intentado, ya habréis vito caras raras, reticencias y dudas.

¿Cómo convertir un recipiente a presión en una chapa de metal reciclable? Te lo contamos en nuestro video.

MUY IMPORTANTE: este proceso podemos aplicarlo exclusivamente a botellas de helio de uso doméstico, vacías después de su uso, NO lo intentéis con botellas de acero de otros gases de uso profesional, butano, refrigerantes, etc….cuyo tratamiento se debe realizar por plantas gasistas profesionales.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *