Resultados de búsqueda: souji

Jabón Souji.

Crea jabon casero ecologico y cuida el medio ambiente. Evita acumular nuevos envases de plastico y tener que recurrir a terceros para reciclar tu aceite vegetal usado.

Esta solución jabonosa permite mezclar tu aceite en frío y crear un jabón multiusos muy practico.

HACER JABÓN CON ACEITE DE COCINA USADO. EN UN MINUTO Y SIN USAR SOSA.

Llegamos al supermercado Macabeo, en Moralzarzal, con la firme intención de llevarnos para probar un producto del que nos habían hablado la misma semana. Al parecer, se trataba de una solución jabonosa que tenía una asombrosa propiedad. Era posible diluirlo en frío con aceite vegetal usado. Sin usar productos como la sosa. La idea nos parecía rompedora.

Llevábamos tiempo queriendo probar a hacer jabón casero. Rescatar una vieja tradición de los hogares de hace un siglo en los que el aceite usado se reutilizaba para hacer jabón. Sin embargo, la falta de tiempo, el desconocimiento de la técnica y la advertencia de que se trata de un proceso que conlleva algunos riesgos dermatológicos por el contenido abrasivo de sus ingredientes, siempre acababan por echarnos un poco para atrás.

Un producto muy sencillo de usar.

Leimos la tarjeta de promción que te facilitan en Macabeo. Prometía que podías hacer jabón con aceite de cocina usado en frío y en tan solo un minuto. Si con este eslogan no lo intentamos, es ya por pura pereza. Ya no había excusas. Se prueba y listo.

El nombre de este producto es Souji. Echamos un vistazo a la web, donde se puede pedir online para que te lo lleven a casa. Sin embargo, escuchamos que en Macabeo lo podías comprar a granel, así que echamos un tarro de cristal a la cesta (una acción sencilla que conviene convertir en hábito) y para allá que fuimos.

Medio litro de jabón Souji. Para probarlo esa cantidad nos pareció suficiente. Hemos de reconocer que de partida no veíamos con buenos ojos eso de echar aceite vegetal usado para lavar nada.  Una vez en casa, probamos a hacer la mezcla. Este fue el resultado…

Sinceramente, estamos sorprendidos con el resultado. La primera lavadora nos pasamos un poco con el jabón pensando que sería poco, que no podría, que sería una promesa vacía, que era imposible que la ropa quedara bien, etc, etc, etc.

Pues oh, sorpresa. Tendimos la ropa, que francamente olía de maravilla, en una habitación que al cabo de las horas olía completamente a jabón. Tanto nos pasamos que prácticamente la casa entera olía a jabón. Por listos y por incrédulos. Eso sí, para nada era un olor empalagoso o ficticio. Tenía un aroma que recordaba a jabones de antaño.

Por cierto, no es necesario suavizante si usas este jabón. El tacto de la ropa es suave e incluso mejor que otros jabones industriales que hayamos podido probar.

En la siguiente lavadora redujimos la cantidad. La calidad del aroma no bajó y el olor desprendido era el habitual tras poner una lavadora. En condiciones normales, tampoco defrauda.

En el tercer intento ya en casa íbamos sobrados de confianza y sin miedo alguno. Como si ese jabón fuera también de la familia. Sospechas cero.

Y nuestro aceite usado, cada vez más

Da gusto saber que tu aceite usado se recicla sin sacarlo de casa. Es una forma de reducir tus residuos, las necesidades de reciclaje de los puntos limpios, un entretenimiento como experimento con los peques, muy didáctico y toda una satisfacción.

Para darse cuenta de la importancia de esta acción, es necesario saber que cada litro de aceite vegetal usado contamina 1000 litros de agua. Es un dato escalofriante que te facilita Souji al comprar el producto.

Pero este jabón no solo sirve para lavar la ropa. Es un jabón multiusos. Nosotros lo hemos probado como lavavajillas manual con muy buen resultado y puede usarse también para limpiar suelos y baños.

Nosotros sin duda repetimos.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , ,